martes, 18 de febrero de 2014

Este febrero.

Bueno, a este paso se acaba el mes sin entradas. No es que no haya habido qué contar, lo que pasa es que han sido muchas pequeñas cosas y muy poco tiempo para contarlas; de hecho estoy aprovechando esta tarde de convalecencia para poner unas cuantas.
Empiezo por lo malo y así quedará el regusto dulce para el final: Nos han robado. Aprovechando la total impunidad que reina en el campo, nos han sustraído las redes y aparellaje que usábamos para el proyecto que de la mano de Global de Nature llevamos a cabo en Tancat de Milia. Mejor no añado detalles, cuantías o suposiciones, que lo mismo el malo por cometer algún delito de apologías o desorden público soy yo. Pero bueno, es agua pasada y superada, pasemos a lo mejor.

Cormorán grande junto al Puerto de Borriana(Phalacrocorax carbo) Cormorant at the Borriana's HarbourEmpecé el mes literalmente -al menos ví su primera salida de sol- junto al puerto de Borriana. En uno de los puntos desde los cuales se lleva a cabo periódicamente el censo de aves y mamíferos marinos: RAM. Una mañana magnífica, primaveral, con una compañía insuperable ¡saludos a los hnos. Bort! en la que aparte de las obligadas especies de gaviotas habituales, pudimos disfrutar de las evoluciones de alcatraces, pardelas y algún bando de negrones. La estrella, un alca.  Todos ellos a buen tiro de telescopio, pero como no hago digiscoping... pues no hay fotos. La lástima fue la falta de tiempo para rematar la jornada viendo -e intentando afotar- la gaviota de delaware (Larus delawarensis) que fue vista esa misma mañana en el puerto y mucho menos para intentarlo con un correlimos oscuro (Calidris maritima) que había sido avistado en días anteriores por los hnos. Bort en una playa contigua.

El resto de salidas en lo que lleva el mes han sido (muy) pequeñas escapadas por la zona de la charca, la Calderona, la marjal del Moro y la Albufera: Los ambientes forestales andan en horas bajas, aunque como ha nevado en el interior es posible ver estos días al reyezuelo listado (Regulus ignicapilla), chochín (T. troglodytes) e incluso algún escribano montesino (Emberiza cia) rondando la charca; este año sólo he conseguido avistar al listado. El Moro, como es habitual en estas fechas, a rebosar de cercetas y avefrías, auqnue los que apenas se han dejado ver son los chorlitos dorados. Incluso grullas ha habido unos días, parece ya norma por estas fechas. La Albufera está liberada ya de los tiros y en pleno fangueo con bandos de cientos de gaviotas entreveradas con garcetas tras los tractores. Un bando de cerca de 600 moritos (Plegadis falcinellus) ha pasado unos días en Milia y también estos últimos días unas 500 agujas colinegras. Habrá que hacer una entrada sobre estos grupos....

 
El resto de ratos libres han sido para anillamiento, o incluso construcción de cajas nido; un poco tarde para mi gusto, pero es lo que hay, a ver si en marzo tengo más ratos para mí.




Y bueno, para postre ha quedado la guinda. ¿Alguien se acuerda de este pequeñajo? Pues sí, es el esmerejón que os contaba en la entrada el-cortijo, el que apareció incapaz de volar con un ala ensangrentada y agujereada un día de caza... pues ante todo tengo que dar las gracias al Centro de Recuperación de Fauna la Granja del Saler porque su recuperación ha sido total, como podréis ver en el vídeo final. Hay que tener en cuenta que es su primer vuelo recién curado después de varios días cautivo, y que el vídeo engaña con la perpectiva, pero es flipante la potencia y aceleración que despliega. Al final, no se hallaron restos de proyectiles en su cuerpo por lo que no se puede denunciar como disparo. Sea como sea, yo pregunto: ¿quién es tan cobarde como para tirarle a esta joya?

video



2 comentarios:

  1. Extensa entrada colega.
    Parece ser que compartimos espacios, jeje.
    Aunque yo también hubiera incluido la marjal de Almenara.
    Me alegro un montón de la recuperación del esmerejón.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto, me alegro de la recuperación del esmerejón, aunque, no opinen lo mismo multitud de pequeños paseriformes.
    Preciosa rapaz.

    Saludos.

    ResponderEliminar